Yarinacocha: distrito pequeño; infierno grande:

Yarinacocha es quizá el distrito más golpeado de la región Ucayali, ha sido escenario de pugnas por el poder, situación que sigue igual hoy en día. Gestión que está a puertas de culminar este próximo 31 de diciembre, pero que a la vista aún dará mucho que hablar. Esta gestión fue iniciada por Gilberto Arévalo Riveiro, tras ganar las elecciones el 2014. Gobernó en dos periodos (solo 2 años y 4 meses): el primero de enero del 2015 a diciembre del 2016, en este periodo fue vacado por el presunto delito de nepotismo.

La segunda parte de su gestión, inició en febrero del 2017 al ser restituido su credencial de alcalde por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), tras apelar a la vacancia por nepotismo, gobernó hasta fines de julio de ese mismo año. Esta oportunidad dejó la alcaldía al ser detenido por recibir una coima de 18 mil soles por una obra.

Cumple una prisión preventiva por 9 meses en Lima donde fue detenido, es acusado por corrupción por el presunto delito de colusión y cohecho pasivo.

El segundo alcalde en asumir la alcaldía, fue el primer regidor Julio César Valera Silva, también dos veces: La primera de diciembre del 2016- febrero del 2017, en esta primera parte reemplazó al vacado alcalde Gilberto Arévalo.

La segunda oportunidad, fue desde fines de julio del 2017, nuevamente reemplazando a Gilberto Arévalo, detenido en Lima por cobrar una presunta coima; en este tiempo Valera afrontaba un proceso judicial por el caso “videocoima”.

En el que se le acusa de recibir más de 30 mil soles de un empresario, para gestionar la primera vacancia de Arévalo, para que él asuma la alcaldía. En este proceso judicial lo acompaña el segundo regidor Guillermo Rabanal Cárdenas, como implicado.

Este periodo duró hasta fines de septiembre del 2017, luego que el Poder Judicial de Ucayali, le diera prisión preventiva, por el presunto delito de cohecho pasivo genérico y tráfico de influencias (caso videocoima), cumple prisión en el Penal del Km 12.

Tras el encarcelamiento de Valera, asumió el tercer regidor Rony Del Águila Castro; en esta oportunidad no asumió Guillermo Rabanal, ya que pasó a la clandestinidad al ser ordenada su captura por el caso videocoima, como presunto coautor.

Rony del Águila se convirtió en el tercer alcalde, gobernó desde fi nes de septiembre del 2017 hasta el 26 de agosto de este año.

Pero esta autoridad tampoco se libró de los cuestionamientos de corrupción al igual que sus antecesores, de esta gestión. Sobre el recayó un proceso judicial, la Corte Superior de Justicia de Ucayali lo sentenció a dos años de prisión suspendida, inhabilitación por el mismo tiempo y el pago de reparación civil, por el delito de concusión.

Este proceso se dio en medio de su candidatura a la alcaldía de Yarinacocha en las elecciones regionales y municipales 2018. La sentencia fue ratificada en segunda instancia; pese a eso igual se le permitió postular

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *