Mariátegui, el autodidacta

103

14 DE JUNIO 1984-2019

Mariátegui, el autodidacta

 

FELIPE TORRES ANDRADE

Cuando se habla de José Carlos Mariátegui seguramente no faltarán aquellos que creen que estamos hablando de alguien que tuvo la oportunidad de estudiar en alguna universidad del Perú o del extranjero, más aún ahora que es una obligación contar con un cartón que represente algún título para recién ser tomados en cuenta y, por lo tanto, pensarán que se trata de algún analista o  teórico más.

Sin embargo, José Carlos no tuvo la posibilidad de asistir a una universidad por una serie de situaciones que le tocó vivir a él y a su familia.

José Carlos Mariátegui, nuestro gran Amauta, fue un autodidacta. Es decir, al no poder seguir cursos regulares en la universidad, se dedicó por su cuenta a leer e investigar y recoger las vivencias del hombre y mujer de a pie durante su corta existencia.

Quizás por eso no tuvo esquemas académicos que pudieran alterar su visión real de las cosas y, por lo tanto, su forma de verlos se acercaba a la del hombre común, a la del trabajador, obrero o campesino. Una gran ventaja para un hombre inteligente, como fue José Carlos.

Por esta razón la trascendencia de su pensamiento y sus obras adquieren mayor relevancia y certeza cuando se trata de contrastarlo con la realidad concreta.

INVESTIGADOR SOCIAL

José Carlos Mariátegui es el personaje permanente que, paradójicamente, recobra vigencia cada vez que hablamos de la necesidad de construir una nueva sociedad rompiendo con este sistema capitalista que ha traído al mundo miseria, hambre, explotación y muerte para los sectores, económicamente, menos favorecidos de nuestra patria y del planeta.

Lógicamente, y como es natural, Mariátegui se sitúa concretamente en la realidad de nuestra patria para, luego de un estudio profundo, escribir sus “7 Ensayos de Interpretación de la Realidad Peruana”, esa obra cumbre que lo redacta luego de haber conocido las realidades de otras culturas en su viaje a Europa. Es decir, recoge experiencias de dichas culturas para darle un contenido más sólido a sus planteamientos.

De esa manera se diferenciaba de quienes propugnaban, desde entonces, un traslado de modelos extranjeros para solucionar nuestros problemas internos.

Esa riqueza de experiencias vividas, plasmadas en su obra cumbre, pero enfocadas de acuerdo a la realidad que se vivía en el Perú de esos años, le da la vigencia que hoy tienen sus escritos porque aplicó un análisis científico a la luz del pensamiento marxista pero, sin dejar de lado el sentimiento idealista de los hombres y mujeres de esa época que estaban lejos de expresar sus anhelos de vivir una vida mejor.

Mariátegui no se situó en un esquema rígido de trabajo de investigación; su visita a Europa y la lectura de diferentes escritores, tanto materialistas como idealistas, le dio una amplia visión de cada acontecimiento que se reflejó en la claridad para escribir sus obras, claridad que le hace reconocer los aportes de diferentes pensadores en la búsqueda de respuestas a los problemas sociales que había que enfrentar.

PENSADOR MODERNO

En sus diferentes obras, Mariátegui hace gala de una gran facilidad para, una vez descrito lo que podemos llamar un diagnóstico previo, plantea lo que se debe hacer para alcanzar con éxito algún objetivo concreto, y esto sin necesidad de mencionarlo de manera explícita.

Eso lo convierte en un pensador moderno y de avanzada en comparación con otros de su misma época y, sin temor a equivocarnos, con algunos de la época actual.

En sus obras se nota ese pensamiento actualizado y moderno que le llevó a ser reconocido y respetado por personajes de diversos países, en especial de Europa, algo que también se ratifica porque cada una de ellas sirve como una guía para la acción de organizaciones políticas, sindicales y sociales que propugnan un nuevo Perú con vida digna y soberana.

EL ORGANIZADOR

Como hemos podido comprobar, José Carlos Mariátegui no fue sólo un investigador social o un pensador teórico. Su fe en la revolución socialista lo convirtió, además, en un organizador de los instrumentos que son necesarios para lograr ese objetivo estratégico: el Partido sustentado con la ideología del proletariado que lo  denominó Partido Socialista del Perú, el frente único de trabajadores, donde debían confluir obreros, campesinos e intelectuales asalariados, representado por la CGTP. Su temprano deceso truncó lo que posiblemente hubiera sido organizar el tercer instrumento que complemente a estos dos.

No hay duda que José Carlos supo diferenciar muy claramente los objetivos específicos del Partido como del Frente Único de Trabajadores cuando nos dice: “El trabajo político corresponde a los partidos, el sindical a las uniones obreras”, pero aclarando que  un “proletario sin más ideal que la reducción de las horas de trabajo y el aumento de los centavos de salario, no será nunca capaz de una gran empresa histórica”.

Hoy, que recordamos un año más de su nacimiento el 14 de junio de 1894, es necesario resaltar su vigencia, leer sus obras que nos dejó de una manera dialéctica para entender mejor la problemática social actual del Perú y actuar con mayor decisión y claridad en cada uno de los acontecimientos que sucedan.

No debemos olvidar sus enunciados sobre el Frente Único. Ahora más que nunca hay que llevarlo a la práctica con sinceridad y honestidad, manteniendo en alto la independencia política frente a cualquier gobierno.

Entonces el mejor homenaje que podemos ofrecer al recordar su nacimiento, será convertir las luchas del pueblo peruano en acciones que poco a poco nos acerquen a alcanzar una patria hermosa en un mundo nuevo, “Sin calco ni copia, sino creación heroica”.

SUS OBRAS

Fueron:

  1. La escena contemporánea.
  2. El alma matinal.
  3. Los 7 ensayos de interpretación de la realidad peruana.
  4. La novela y la vida.
  5. Defensa del marxismo.
  6. El artista y la época.
  7. Signos y obras.
  8. Historia de la crisis mundial.
  9. Peruanicemos el Perú.
  10. Temas de nuestra América.
  11. Ideología y política.
  12. Temas de educación.
  13. Cartas de Italia.
  14. Figuras y aspectos de la vida mundial (3 tomos)

Leave your vote

Comments

0 comments