De desempate en desempate:

335

Chiquillo del sexto de primaria de la escuela Auristela Dávila Zevallos, ya estaba cansado de participar en concursos escolares y ganar en la mayoría de ellos y ”la verdad que no quería intervenir en Buscando al Mejor, pero mis maestros y compañeros de aula me alentaron tanto que vine y ya estoy en la final, con susto, pero en la final; realmente les agradezco a ellos haberme animado, porque estoy de desempate en desempate, pero estoy en la final”.

Todavía con la voz como agotada, esa fue la confesión de Eduardo Sullcaray Balbi luego que el último sábado a duras penas superara en el desempate a su competidor de Atalaya, Ibán Alberto Fernández Zapata, de la escuela San Francisco de Asís, quien un segundo antes y hubiera sido el ganador de esa emocionante semifinal.

Eduardo e Ibán habían empatado en la ronda ordinaria de preguntas y el jurado optó por que les plantearan a los dos la misma pregunta de matemáticas para desempatar. Respondería quien levantara primero la mano y lo hizo Eduardo Sullcaray, incluso adelantándose a que la conductora del programa repitiera la interrogante, como es la modalidad de la competencia. Ese instante de tiempo le valió el triunfo a Eduardo.

Y no era la primera vez que lo hacía, porque también, ya tranquilo con el triunfo, reveló que en aquellos otros concursos que le tenían aburrido, igualmente hubo ocasiones en que respondía las preguntas de matemáticas antes de que terminaran de formularlas, ganando a sus contendores.

“Yo creía que esa experiencia me iba a tener tranquilo esta vez en Buscando al Mejor, pero cuando me equivoqué en una respuesta, me vinieron los muñecos, estuve muy nervioso y realmente temí perder, pero, otra vez con un desempate, como en la eliminatoria oral, pasé. Estoy un poco asustado, pero contento.

Tendré que prepararme más sobre todo en el curso de personal social (historia) porque, aunque me defiendo, no retengo bien nombres y fechas. Pero para la fi nal estaré preparado y espero que un poco más relajado. Al menos tengo una buena asesora para eso, mi profesora Sandra Rocha Galán, quien me enseña desde el tercer grado y creo que puedo darle la satisfacción de que ganemos para dejar bien a la Auristela”, prometió.

Leave your vote

Comments

0 comments