La marcha contra la corrupción, organizada por la Confederación General de Trabajadores del Perú y el Movimiento Político Nuevo Perú, liderado por la excandidata presidencial Verónica Mendoza, tuvo poca acogida en la región Ucayali; pues solo participó un gremio de construcción civil. A diferencia de otras regiones, donde reclamaron por los actos de corrupción, en los que políticos se vieron envueltos en los escándalos de la empresa Odebrecht. Acá en la región los protestantes solo decidieron reclamar por sus derechos laborales. Se trata del Sindicato Único de Trabajadores de Construcción Civil en la Región Ucayali, liderados por Nilzon Tuesta, que junto a un grupo de trabajadores recorrieron las principales calles de la ciudad de Pucallpa, concentrándose en el óvalo de la avenida Sáenz Peña desde las 10 de la mañana de ayer. “Las empresas de construcción civil en la región Ucayali no cumplen con los derechos laborales, por eso es que estamos en las calles; así como el compromiso que tiene el gobierno con nosotros”, fue lo que expresaron.