Carlos Vilca: por ser homosexual me quisieron botar del trabajo

EVELYN BLÁCIDO
Carlos Vilca Abal tiene 40 años, es un docente que luchó por mantenerse en su puesto de trabajo, cuenta que aún sigue luchando por no perder la confianza de los padres de familia que le encomiendan sus hijos día a día, dice que ser homosexual es una batalla constante, que le cuesta sangre, sudor y lágrimas para no ser discriminado.

ÍMPETU.- ¿Cómo fue el proceso de aceptación de tu familia al enterarse que eres homosexual?

CARLOS VILCA.- Me gané la aceptación de mi familia gracias a mi esfuerzo de demostrar que puedo ser un profesional y tener un proyecto de vida. Ellos se enteraron primero por la gente pero la confirmación fue a los 19 años en una reunión familiar con mis hermanos y madre, padre no tengo, ellos respetaron y me pidieron no caer al travestismo.

¿Tu familia te puso esa condición?

No fue una condición sino me dieron entender que era lo mejor para mi, cultural y socialmente.

¿Por qué?

Porque la sociedad no está acostumbrada a recibir abiertamente a un profesional gay, dentro de una institución o cualquier otro trabajo.

¿Y cómo lograste formarte como un profesional y conseguir trabajo?

Eso me gane gracias a mi esfuerzo, con una lucha constante, cuando entré a trabajar me quisieron expulsar por mi orientación sexual pero con los años y estudios demostré que no había ningún problema. Yo trabajo y lo hago muy bien y no creo que los padres de familia, ni mis alumnos o vecinos se quejen de mi trabajo y principios.

¿Qué trabas te pusieron?

Muchos contratos de trabajo me han costado lágrimas y muchas penas, me mandaron a sitios tan lejanos a pesar de mi buen puntaje, mis habilidades, oficios de felicitación sólo por mi orientación sexual, creían que me iba abusar de los alumnos pero no es así, cada uno tiene sus principios. Una cosa es mi trabajo y otra mi vida sexual.

¿Frente a esto presentaste alguna queja?

En algún momento pase por un momento muy duro, pero prefiero no contarlo, no hay mal que venga por bien. Te confieso que esta vida me enseño a defenderme a fortalecerme, conozco mis derechos, no tengo miedo a dar la cara, soy un buen profesional, un buen hijo y una buena persona.

¿Cuál sería tu mensaje a esos jóvenes que aún tienen temor de contarle a sus padres sobre su orientación?

Pedirles que continúen sus estudios pase lo que pase no dejen de hacerlo, pueden haber muchos obstáculos pero todos tenemos un deber de servir a la sociedad y de proyectarnos en la vida, de ser alguien y no deben dudar de alcanzar esa meta.

Comentarios

comments

Escrito por el jun 30 2011. Archivado bajo Locales. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Los comentarios y pings están cerrados por el momento.

Enlaces Destacados

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

FUNDADOR: Fernando Sánchez Vela
Imprenta IMPETU Editorial SRL
Jirón Nueve de Diciembre 599 Pucallpa Perú | Telefax 61 573443