De la farándula local, sin duda, Brunella Horna siempre se ha mostrado como una de las más soñadoras. Hace unos meses, en su cabeza solo sonaban campanas de bodas y su mayor problemática era cómo separar la Catedral para que sea el escenario perfecto de su matrimonio con Renzo Costa. Pero toda esta ilusión se acabó. “Al inicio pasamos momentos lindos los dos. Incluso cuando volvimos, luego de la ruptura, todo se puso súper intenso. Fue un reinicio en que pensamos casarnos y tener hijos. Pero cuando lo piensas fríamente, me preguntaba ¿realmente quiero eso para mi vida, casarme a los 19 años? Digo que no, pero no es que no lo quiera, ni lo ame, sino que también tengo que pensar en mí”.